3 sept. 2012

Una ración de AirgamBoys


POR  Jose A.Valverde, CUMSOM

"El trastero de mis suegros no para de sorprenderme; en cada visita descubro algo nuevo. En la última encontré tres caballos, en perfecto estado, aunque sin las correspondientes sillas. 

Los Airgamboys fueron, sin género de dudas, mi juguete favorito. También jugué bastante con Madelmanes y Geypermanes, (llegué a tener la posición fortificada, el jeep y el helicóptero de Madelman, y el tanque y la moto con sidecar de los Geyperman), pero los reyes de mi juguetero fueron estos cabezones. 

Recuerdo que cada vez que iba con mis padres a Badajoz, acabábamos inevitablemente en las Tres Campanas, (cualquier pacense de mi quinta que esté leyendo esto estará esbozando una nostálgica sonrisa en este momento, recordando esta fantástica juguetería), y me traía a casa un Airgam, o como los llamaba mi padre, un "Argamboy", término con el que identificaba a cualquier figura articulada, fuese cual fuese su tamaño.


Mis favoritos eran los de la serie Oeste, aunque también me gustaron mucho los romanos y vikingos. Lamentablemente, no sobrevivió ninguno. 

Me he vuelto cuidadoso con los juguetes demasiado tarde."


2 comentarios:

  1. Es una suerte poder emplear un idioma como el castellano, con el que el cúmulo de sensaciones que me ha provocado ver un texto escrito por mí publicado en este blog pueden resumirse en una única palabra: GRACIAS

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/13/2012

    Tienes razon eran geniales y mucho mejores tecnologicamente que los clics de famobil. Que pena que el juguete español se haya ido a la...

    ResponderEliminar

¿Te ha interesado esta entrada? deja tu comentario aquí.