18 may. 2010

El Cofre del Tesoro

Ningún pirata emprendería la empresa de buscar un tesoro, sabiendo que el cofre donde esta enterrado es tan chiquitín como el de los Madelman. Los tesoros que encuentran los piratas son mucho mas grandes y necesitan ser transportados al barco por al menos 4 personas. Son auténticos arcones repletos de joyas y monedas de oro… oro… ORO!!!




Image Hosted by ImageShack.us


Por esta razón construí, a partir de este joyero de pino, un gran baúl con el mismo estilo que el de los Madelman; un Cofre del Tesoro con un tamaño suficiente como para albergar la suficiente cantidad de oro y piedras preciosas como para hacer rica a toda mi tripulación después del reparto del botín. Tengo que tener contentos a estos perros…




Image Hosted by ImageShack.us


¿Hacemos un cofre?... Making off


Image Hosted by ImageShack.us


Primero necesitamos un joyero de pino (1) . Cuestan entre 60 y 90 céntimos en cualquier bazar chino y son modelos de madera sin tratar, con unas bisagras y un cierre que desmontaremos.


Rallamos la superficie de la madera con un cuchillo con hoja de sierra (2) de esos que se ponen para partir la carne en el plato porque tiene muchos dientes pequeñitos y están muy juntos. Con el raspado, le estamos dando textura a la madera, la envejecemos con arañazos.


La madera se tiñe con algún producto o barniz (3) . En mi caso siempre utilizo un reparador para los arañazos de los muebles. Como es madera de pino absorberá muy bien cualquier producto o pintura. Un poco de cera incolora, tambien le irá bien a esta pieza.


Para colocar los refuerzos negros de los cantos del cofre hay que buscar unas tablillas de madera. Para este cofre utilicé un tapete o mantel chino (4) de donde saque varias tablillas (5) y las fui cortando a medida.


Como es bambú, no es necesario cortarlo con una sierra, basta con utilizar un pequeño alicate (6) y el corte queda perfecto y sin astillas o rebabas.


Las tablillas resultantes se van pegando con cola y se refuerza con algún clavo pequeño.


Entre cada tablilla de madera que pegamos nos quedará un hueco que rellenaremos con masilla de dos componentes (7) . Después de un ligero lijado, solo resta pintarlo de negro.




Ya está terminado, aunque los detalles del final ya dependen de cada uno. El interior conviene tratarlo con el mismo producto que utilizamos en el exterior.


En este ejemplo se le acoplo también una cerradura y se simularon unos arañazos con pincel seco en las esquinas y en el ojo de la cerradura



Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us
De todas las versiones de La Isla del Tesoro, la de 1934 es mi favorita. Supongo que es por verla tantas veces en “Sesión de Tarde”. En esta película podemos ver a Wallance Berry interpretar al mejor Long John Silver.


Image Hosted by ImageShack.us



En esta foto, mis Madelman después de encontrar el tesoro. Ha su lado un atrezzo que no puede faltar en mis juegos con los piratas: macetas con ejemplares de plantas tropicales, en especial con jóvenes tallos del “árbol del pan”, sin duda por la influencia de la película de 1962 Mutiny on the Bounty ó Rebelión a bordo, que por cierto nada tiene que ver con piratas




1 comentario:

  1. He tenido ese cofre en las manos miles de veces y nunca lo compre pensando que era demasiado grande pero viendolo ahora....
    Te ha quedado muy bien , mucho mejor que la ridiculez del original que mas que un cofre parece un monedero ....

    ResponderEliminar

¿Te ha interesado esta entrada? deja tu comentario aquí.