27 sept. 2010

Soldaditos Iraquies

Cuando vi este grupo de soldados lo primero que pensé fue: “pobre del niño que quiera jugar a algo con estos soldaditos tan sosos” ¿a quien se le ocurriría fabricar algo así? ¿Será un juguete político? Pero…¿Qué se supone que es un “juguete político”? Había tantas incógnitas que, por supuesto, no dude en comprarlos.




Había visto soldaditos con poca gracia, por ejemplo desfilando o portando una bandera, ¡pero nunca antes los había visto celebrando un mitin politico!

En el blister se veía que eran tropas de Irak, eso estaba claro: había una bandera, fotos de la Guardia Republicana y una imagen del mismísimo Saddan Hussein. En la época en que compre el blister, el enemigo Nº 1 del mundo era Saddam y me pareció extraño que alguna empresa le honrase con un juguete a su imagen y semejanza.

Por otra parte, y conociendo el egocentrismo del dictador y su gusto por colocar murales y estatuas con su figura en cada rincón de Bagdad, me pareció lógico pensar que podría ser un juguete destinado a países alineados a Irak y que por alguna extraña razón una partida termino en el bazar chino donde lo compre.

Las figuras son de plástico inyectadas en color verde y tienen pintados los detalles. Miden 8 centímetros y aunque no tienen peana se mantienen de pie perfectamente.

En el blister no se menciona ningún nombre, pero el parecido de la figura con Saddam es más que evidente. Aparte de los rasgos físicos, el ademán del brazo, devolviendo el saludo a las masas, es preludio de un discurso político tan característico de todos los dictadores.


Atención…. Todos firmes!!!

La primera cosa que me llamo la atención de estos soldaditos es lo muy alejados que están de cualquier juego con otros soldados de plástico. Diría que estos soldados iraquíes son anti-juego:

Tiene una posición de firmes que los hace bastante hieráticos ¿a que podría jugar un niño con ellos? ¿A dar discursos políticos? Están muy lejos de los que se espera de un juguete y como figuras destinadas a la acción se espera de ellos cierto movimiento, como sucede en la figura Nº1 e incluso en la Nº 2 (ver imagen izqierda), pero no la rigidez total de la figura Nº 3.
(Aquí puede verse alguna figura del capitán madelman)


Con estos soldados a poco se puede jugar. Lo único que se me ocurre para divertirme no va mas allá de encender la radio, buscar un buen discurso y mirar la figura mientras escucho e imagino a mi líder. También podrían servir para colocarlos sobre las tartas de las bodas de los soldados, o quizás para jugar al divertido juego “chupar guardias en la garita”

La figura de Saddam:

Como decía antes, en la caja no se menciona el nombre de ningún ejercito ni el de Saddam, pero por si hubiese alguna duda en el packaging aparece su fotografía junto a otra de guardias republicanos desfilando.



Los acompañantes:

De las tres figuras que contienen el blister la que me parece mas inquietante es la de este soldado con gafas. Su aspecto frágil me hace pensar que mas que un soldado es uno de eso personajes influyentes que permanece junto a su líder como teóricos-revolucionarios. Una especie de despiadado y frío Goebbels.


Como bien se apunto en un comentario de esta entrada, el parecido con 
el ministro Mohammed Saeed al-Sahaf  es bastante evidente.

El siguiente oficial es la figura con una actitud menos política y más activa de las tres. Parece el brazo ejecutor de su líder. Siempre en guardia, preparado para disparar, tiene la mano descansando sobre la funda de su pistola. Un soldado profesional que acata las jerarquías militares y que nunca cuestiona una orden directa.


Por su aspecto físico, este oficial me recuerda mucho a Said de la serie de televisión LOST. En el pasado, Said fue un experto torturador en las filas de las Guarda Republicana de Irak.


Por ultimo, otra de las cosas que resultan extrañas en este blister es que las figuras están repetidas -llévate dos saddanes a precio de uno!- Aunque quizás el fabricante chino que lo empaquetó nos quiera sugerir jugar a… “las Medidas de Seguridad de Saddam” … con su doble incluido.



2 comentarios:

  1. Creo que el de gafas, efectivamente a una especie de Goebbles; creo que es el ministro de propaganda y portavoz del partido, Mohammed Saeed al-Sahaf,el único miembro importante del séquito de Saddam que se entregó a las autoridades americanas y fue puesto en libertad porque no estaba en su lista de buscados (la famosa baraja de los buscados).

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Juanky. Me parece un aportación de lo mas interesante que ha servido para completar el articulo sobre estos extraños juguetes

    ResponderEliminar

¿Te ha interesado esta entrada? deja tu comentario aquí.