16 feb. 2014

Cara desfigurada

Hace poco cometí la torpeza de manipular esta preciosidad teniendo los dedos impregnados de disolvente nitro celulósico.  En un descuido, toque su cara y casi al instante, este potente disolvente comenzó a fundir el plástico deformándole el rostro.  ¡Una pena tremenda!

La solución al problema de mi muñeca la encontré, una vez más, en el foro Madelman y Figuras de Acción



El antes y el después...

 
 
 

2 comentarios:

  1. ¡Y yo preocupándome por una simple muñequita!

    Hay mujeres que tienen la desgracia de vivir con fundamentalistas que las castigan echándoles acido en la cara, con el beneplácito de su comunidad e incluso de sus leyes.

    Solo espero que esos países dejen de proteger y justificar la brutalidad de esos mal nacidos.

    ResponderEliminar
  2. Una referencia muy al caso respecto de ciertas costumbres execrables, secundo tu opinión Juan Miguel. Respecto a la restauración darte la enhorabuena, te ha quedado muy bien, hubiera sido una pena perder una colaboradora tan esencial ya en este magnífico blog.
    Un saludo
    Paco

    ResponderEliminar

¿Te ha interesado esta entrada? deja tu comentario aquí.