23 oct. 2015

Scalextric: NOVEDADES A TODA VELOCIDAD

Cinco coches Scalextric para no soltar el gatillo 

Tres bólidos DTM, un Corvette Gran Turismo y el Porsche de un ex campeón de rallies: estas son las cinco nuevas propuestas de Scalextric, ya disponibles, para salir a darlo todo en la pista y sentir la adrenalina de la competición en el salón de casa. 

Mercedes AMG C-Coupé DTM “Syntium” 
No es fácil encadenar tres temporadas seguidas en el DTM, el Campeonato Alemán de Turismos, una de las competiciones más igualadas y exigentes del mundo. Dani Juncadella lo ha conseguido, de la mano de la escudería Mücke Motorsport y de Mercedes. Con solamente 24 años, Juncadella fue el primer español en ganar el Gran Premio de Macao de F3 (2013), una prueba de prestigio que, junto con su triunfo en las F3 Euroseries, le abrió las puertas del DTM. Posteriormente también ejerció como piloto de pruebas de Force India, en su primera experiencia en la F1.


Este C-Coupé, con el patrocinio principal de Syntium y la petrolera Petronas, combina sus colores corporativos para crear un modelo tan elegante como agresivo. 

Porsche 911 GT3 “Loeb” 
Cuando el francés Sébastien Loeb se cansó de ganar el Mundial de Rallyes (WRC), buscó nuevas motivaciones en los circuitos. Había acumulado ni más ni menos que nueve títulos, todos de la mano de Citroën. Tenía el crédito necesario para no competir nunca más, si así lo deseaba. Pero no quería retirarse así como así y decidió afrontar otros retos en especialidades en las que no tenía experiencia, como la FIA GT, la Copa Porsche o el Campeonato Mundial de Turismos (WTCC). Y, como suele pasar con los grandes, destacó incluso como debutante tardío.

Este modelo le llevó hasta la segunda posición en el prestigioso Gran Premio de Macao de la Copa Porsche Carrera, una de las escasas ocasiones en las que “Seb” ha sido infiel a la marca del doble chevrón. 

Chevrolet Corvette CR6 ”Tutumlu” 
Se subió por primera vez a su nuevo Corvette un par de días antes de la carrera. No conocía el coche, sus reacciones en pista ni su entrega de potencia, pero estaba convencido de que era una máquina ganadora. Y así fue. Isaac Tutumlu llegó a la segunda prueba del GT-Open 2014, en Portimao (Portugal), y se llevó la pole, la vuelta rápida y la victoria final. Toda una gesta al volante de uno de los mitos del mundo del motor: un Corvette, el muscle car por excelencia.


El piloto catalán de origen kurdo (luce la bandera de la nación kurda en el lateral derecho del coche) compartió volante en la prueba del Algarve con Maxime Soulet. Ambos hicieron valer su experiencia y su excelente tacto para llevar el CR6 de Selleslagh Racing Team by Barzani a lo más alto del podio en una de las pruebas más importantes de la competición. 

Mercedes AMG C-Coupé DTM “Gooix” 
Negro y dorado, ambos en tono mate, para uno de los coches más elegantes de la parrilla del Campeonato Alemán de Turismos (DTM). El fabricante de joyas y relojes Gooix no podía haber elegido tonos más adecuados para patrocinar un espectacular Mercedes que se confió a Pascal Wehrlein, uno de los nombres de futuro del automovilismo de élite. El joven alemán ya ha debutado como piloto reserva de Mercedes y Force India en la Fórmula 1. Sus primeros pasos en el DTM se produjeron en 2013, apenas mayor de edad, encuadrado en la escudería Mücke.


Su paso al HVA Team, al año siguiente, supuso su confirmación. Sus actuaciones llevaron el bólido de Gooix a la victoria en Lausitz y al octavo puesto general, hitos remarcables en un joven que apunta a estrella. 

Audi A5 DTM “Mortara” 
Edoardo Mortara consiguió en 2010 llamar la atención del mundo del automovilismo de élite. En poco tiempo ganó el prestigioso Gran Premio de Macao y se proclamó campeón de la F3 Euroseries, resultados que hablan por sí mismos de las condiciones de este francoitaliano nacido en Suiza. Su temporada le valió un volante en el Campeonato Alemán de Turismos (DTM), al que se incorporó en 2011 como piloto del equipo Audi Team Rosberg. La escudería del excampeón finlandés de F1 puso en sus manos un RS5. “Edo” no decepcionó y fichó en 2014 por una escudería más potente, ABT Motorsport, también vinculada a Audi.


Fue allí donde terminó de explotar. Un quinto puesto general en 2014 y un tercero en 2015, siempre al volante del RS5, lo sitúan como uno de los favoritos para conseguir el título en uno de los campeonatos más igualados y espectaculares del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha interesado esta entrada? deja tu comentario aquí.