18 dic. 2015

Scalextric : UNA NAVIDAD A TODA VELOCIDAD



MBS - agencia:  El Ford Fiesta del siempre espectacular Ken Block, el Citroën del campeonísimo Sébastien Loeb, un Renault Sport diseñado para la velocidad y la agresividad del Seat León harán que estas navidades huelan a carreras y diversión en casa con Scalextric.

Ford Fiesta RS WRC “ST-RX43”


Ken Block es el piloto que ha llevado el espectáculo de la conducción extrema a otro nivel. El norteamericano, famoso en todo el mundo por sus tremendos vídeos de derrapajes sorteando obstáculos —y hasta personas— a toda velocidad, repite en Scalextric con su renovado Ford Fiesta RS WRC de Hoonigan Racing. Vinculado a Ford desde 2010, Block combina sus participaciones en el Mundial de Rallyes con los X-Games y su evento preferido, las Gymkhana Grid. Es en estas dos últimas pruebas donde el cofundador de DC Shoes se encuentra en su salsa. Volar y quemar rueda en estos circuitos efímeros, repletos de grúas, tubos industriales XXL, desniveles e improvisados trampolines, es lo que ha convertido a Block en una estrella global del mundo del motor.

Este Fiesta supervitaminado luce en su parrilla las siglas ST, que Ford reserva para sus modelos más agresivos. Con una decoración inconfundible y una estrella al volante, el FordFi de Block está reservado para los chicos más malos del circuito.



Citroën DS3 WRC “Loeb-Elena”
Hablar de Sébastien Loeb es referirse a un mito. Nueve títulos del Mundial de Rallyes, ganados en tándem con el monegasco Daniel Elena, demuestran su importancia en la competición. Es  el hombre que devolvió la gloria a Citroën en una competición, el WRC, en la que había cosechado únicamente éxitos puntuales. Loeb, segundo piloto francés en ganar el Mundial, y primero en hacerlo con un coche galo, dominó la competición con mano de hierro durante casi una década. Se retiró del WRC en 2013, temporada en la que corrió solamente cuatro pruebas.
A una de ellas, el Rally de Alsacia, corresponde este modelo. Un DS3 mejorado, con una decoración en dorado y negro mate mucho más atractiva, y con el número 1 que le pertenece por derecho propio. Un buen epílogo para un piloto que ha escrito páginas brillantes en la historia del automovilismo.




Renault Sport R.S. 01 “McGregor”
 Es un coche especialmente diseñado para correr. El fabricante francés utilizó su dilatada experiencia en la competición para desarrollar un bólido inspirado en los modelos de serie pero pensado únicamente para circuito. ¿El objetivo? Ofrecer a los aficionados y profesionales del racing un automóvil único que protagonizara una copa monomarca con elevados niveles de espectáculo. El Renault Sport Trophy, nombre de esta competición que forma parte de las Renault World Series, se nutre de lo mejor de la casa. Primero, un motor central Nismo V6 3.8L, desarrollado por Nissan, que aporta más de 500 cv. Luego, frenos y chasis de carbono, que contribuyen a rebajar el peso total del vehículo a solamente 1.100 kg. Por último, cambio secuencial de 7 marchas y un trabajo a conciencia en el túnel de viento.

El resultado es una pequeña bomba: ágil, ligero y con una aceleración de vértigo, digna de competiciones fórmula. Con una velocidad máxima de 300 km/h, el Sport R.S. es uno de los turismos más divertidos de conducir, tanto en circuito real como en tu Scalextric.



Seat León Eurocup “Castrol”
Las copas monomarca son siempre una bendición para los espectadores. El cóctel formado por máxima igualdad en los vehículos más pilotos agresivos ofrece un plus de espectacularidad que otras competiciones teóricamente más prestigiosas no pueden igualar. Una de las más apasionantes es la Seat León Eurocup, que vive una brillante segunda época. Silverstone, Spa-Francorchamps o Monza han sido escenario de frenadas, derrapajes y adelantamientos a cuchillo, siempre con el compacto de la marca española como protagonista.


 
El León del portugués Manuel Giao quedó segundo en la clasificación final de la temporada 2004, con los colores de Castrol, un clásico del patrocinio de alta competición.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te ha interesado esta entrada? deja tu comentario aquí.