1 abr. 2016

Alemán dormido, alemán durmiendo

Dos cosas muy distintas, como bien explicó CJC en una de sus mas famosas anécdotas:
En su etapa de senador de designación real, le sucedió que se quedó dormido en una de las sesiones de la Cámara Alta y fue reprendido por el Presidente:

-Sr. Cela, está usted dormido.

A lo que el aludido respondió rápidamente:
-No, señor, no estoy dormido; sólo estoy durmiendo.
-¿Acaso no es lo mismo? –le respondió el Presidente.
-¡Claro que no es lo mismo!, porque no es igual estar dormido que estar durmiendo, como tampoco es lo mismo estar jodido que estar jodiendo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha interesado esta entrada? deja tu comentario aquí.